Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Si continúa navegando está dando su consentimiento para seguir usándolas. Más información
Política de cookies

Ingredientes, Medidas y Cantidades:

Masa:

300 gr. de harina

150 gr. de mantequilla en pomada

2 huevos

sal

Relleno:

1 Kg. de puerros

250 gr. de queso de cabra

50 gr. de mantequilla

200 gr. de nata

1 cucharada sopera de harina

3 huevos

sal y pimienta blanca

Para Hacerlo:

Masa: Coloca la harina en la encimera y con la ayuda de un vaso o cuenco haz un circulo. Dentro de él, introduce la mantequilla, los huevos y la sal. Mezcla con las manos los ingredientes del centro y con la ayuda de una cuerna incorpora la harina hasta unir bien todos los ingredientes. Extiende la masa en un molde de tarta desmoldable, colócale un papel sulfurizado encima y sobre este unos garbanzos que cubran bien toda la superficie. Blanquea la tartaleta en el horno a 180º durante unos 20 minutos. Retírale los garbanzos y el papel y resérvala hasta tener el relleno.

Relleno: Limpia los puerros (la parte blanca) debajo del chorro de agua fría. Si le haces un corte en cuatro a lo largo son llegar al final, te resultará más fácil que queden bien limpios. A continuación, córtalos en juliana fina y ponlos a blanquear en abundante agua hirviendo con un poco de sal. Para pararles la cocción, escúrrelos en un colador y pásalos por el chorro de agua fría. Funde la mantequilla en una sartén grande y rehoga en ella los puerros hasta que evaporen bien el agua. Espolvorea la harina, déjala cocer durante un minuto y añade la nata. Una vez que ha hervido, retira la sartén del fuego y salpimienta. Bate los huevos y añádelos a la mezcla anterior. Coloca la mezcla en la tartaleta y sobre esta el queso de cabra cortado en rodajas. Mételo al horno durante unos 25 minutos a la misma temperatura, 180º.

Con esta receta has aprendido hacer una masa y el relleno lo podrás variar a tu gusto.


Los comentarios están cerrados.