Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Si continúa navegando está dando su consentimiento para seguir usándolas. Más información
Política de cookies

Ingredientes, Medidas y Cantidades:

1 kg. de solomillo o tres solomillos de cerdo ibéricos

1 dl. de aceite de oliva

sal y pimienta

1 vaso de vino de zumo de limón

1/4 vaso de caldo de carne concentrado

2 dl. de nata líquida

Pimientas: verde, blanca y roja

1 cucharada de azúcar

Patatas Gratinadas:

4 patatas grandes

sal y pimientas

100 gr. de mantequilla

200 gr. de bacon

300 gr. de emental

Para Hacerlo:

Limpia bien los solomillos y salpimienta con pimienta blanca. Calienta el aceite en una sartén y dorar en ella los solomillos. Retíralos de la sartén y colócalos sobre un papel absorbente para retirarles el exceso de grasa. En la misma sartén rehoga las pimientas en grano y desgrasar con el zumo de limón, dejar reducir este un poco y añade el azúcar. Cuando empiece a cocer el azúcar añade el caldo y dejar reducir a la mitad. Por último, incorpora la nata y déjala cocer durante unos minutos. Vuelve a meter los solomillos en la salsa y deja que se terminen de hacer en la salsa.

Patatas gratinadas: Pon a cocer las patatas en abundante agua fría con sal, hasta que pinchando veas que están tiernas. Pélalas y córtalas en rodajas no muy finas. Corta el bacon en pequeño y fríelo en un satén sin añadirle nada de grasa, hasta que esté crujiente. Pásalo a un papel absorbente para retirarle el escaso de grasa. Engrasa una bandeja de horno que pueda salir a la mesa con la mantequilla. Salpimienta. Vete haciendo capas con las patatas, el queso, el bacon, la sal y la pimienta, terminando con el queso. En la superficie pon unas pizcas de mantequilla y mételo en el horno a gratinar.


Los comentarios están cerrados.