Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Si continúa navegando está dando su consentimiento para seguir usándolas. Más información
Política de cookies

Ingredientes, medidas y Cantidades:

1kg. de solomillo

1 dl.. de aceite de oliva

sal y pimienta

1 vaso de jerez oloroso

1 diente de ajo

1 cebolla

100 gr. de Cabrales

1 dl. de nata

Para Hacerlo:

Limpia bien los solomillos, pero tampoco te pases retirando la grasa porque siempre es bueno dejar un poco para que salgan más jugosos. Salpimiéntalos. Calienta el aceite en una sartén y dorar en ella los solomillos, procurando dejarlos un poco crudos. Retíralos de la sartén y colócalos sobre un papel absorbente para retirarles el exceso de grasa.

En la misma sartén donde has hecho los solomillos rehoga la cebolla y el ajo bien picados. Desgrasa con el vino, dejar reducir éste más o menos a la mitad. Por último, añadir el queso Cabrales y déjalo fundir en la salsa. Una vez que rompa a hervir riégalo con la nata, introduce de nuevo los solomillos y déjalos cocer un par o tres de minutos para que estos se terminen de hacer. Si sabes que algún comensal le puede molestar la cebolla, puedes triturar la salsa.

Tortitas de Maíz: 500 gr. de leche, 100 gr. de harina, 150 gr. de maíz, 2 huevos, soda, sal. Mezcla todos los ingredientes con una túrmix y deja reposar la masa en la nevera unos minutos. Para hacer las tortitas, engrasa con la ayuda de un pincel o un trozo de papel absorbente una sartén pequeña y vuelca sobre esta un cucharón de masa. Cuando creas que la tortita está dorada por abajo, y moviendo la sartén se despega con facilidad dale la vuelta y mantenla un minuto más al fuego. Después de cada tortita engrasa de nuevo la sartén. Puedes hacerlas con antelación y mantenlas calientes en el horno bajo.


Los comentarios están cerrados.