Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Si continúa navegando está dando su consentimiento para seguir usándolas. Más información
Política de cookies


Días atrás, andaba con la cabeza embotada; necesitaba parar y cumplir con una de mis premisas –necesidades- de vida, la de actualizar la lista de objetivos, que yo llamo propósitos. Lo suelo hacer de vez en cuando, como mucho, cada 4 meses.

Hace años aprendí que la palabra “Smart”, además del nombre de un coche, también inteligente o listo en inglés; hace referencia a las cinco características que deben tener unos objetivos, bien planteados; las metas: Sencillos, Medibles, Alcanzables,Realizables, y por último, que estén definidos en el Tiempo. Como en muchas y variadas ocasiones, es cuestión de probar si aciertas o no; si lo haces, adelante, sigue por ese camino; si no, corrige el tiro y a intentarlo de nuevo. Sin objetivos no funciono, ya los tenga claros o menos claros, pero si definidos y escritos.

Sol&Luna

Este fin de semana he podido hacer un alto en mi día a día y me ha dado de si para pasar buenos ratos recostada en el sofá leyendo, escribiendo y viendo alguna película entretenida; he dado unos buenos paseos; disfrutado con mi hija en el parque; comprando en la frutería de Pablo y en la ferretería de Manolo y Enrique. Ha sido un comienzo del mes de mayo estupendo; el mes de las Madres.

A lo que iba, he escrito y cocinado distintas recetas que me hacían ilusión volverlas a preparar y hacerles unas fotografías para el blog –www.covadongadelaricaaranguren.com-. Te paso una de ellas, que espero te guste; es una ensalada, la de Alcachofas, Aguacate y Mujol.

Ingredientes, Medidas y Cantidades:

300 gr. de alcachofas cocidas de lata

1 aguacate

zumo de 1 limón

2 dl. de aceite

½ bote de mújol

sal y pimienta

Para Hacerlo:

Escurre las alcachofas de la lata y pásalas por el chorro de agua fría. Déjalas en un colador mientras preparas lo demás, para que escurran bien.

Pela el aguacate y déjalo debajo del chorro de agua fría durante unos minutos para que no pierda el color ni se oxide. No es necesario, frotarlo con limón, es meterle un acido innecesariamente y acuérdate también que llevará la vinagreta. Córtalo en dados.

Prepara una vinagreta con el zumo de limón, la sal, la pimienta y el aceite que vas a incorporar poco a poco al resto de los ingredientes.

Parte las alcachofas por la mitad  y repártelas por toda la fuente a servir. Esparce el aguacate sobre ellas y riega todo con la vinagreta. Con la ayuda de una cuchara, reparte el mújol por el plato.

Continúo.

Los comentarios están cerrados.