Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Si continúa navegando está dando su consentimiento para seguir usándolas. Más información
Política de cookies



Ingredientes, Medidas y Cantidades:

1.400 gr. de salmón fresco limpio
200 gr. de salmón ahumado
1 rebanada de pan de molde, leche
2 claras de huevo
1 dl. de nata
50 gr. de cebolla picada
Sal y pimienta blanca
Mantequilla para untar el molde
Salsa:
1 bote de trufas
2 dl. de nata espesa o crema agria
Zumo de 1 limón
Pimienta rosa en grano
Nuez moscada, mostaza en polvo
50 gr. de mantequilla

Para Hacerlo:
Pica la cebolla y rehógala con un poco de mantequilla en una sartén, pero acuérdate de que no tome color.  Resérvala.
Corta 400 gr. del salmón en tiras gordas y el resto tritúralo junto con las claras y la nata, siempre de forma intermitente para no forzar la máquina que utilices. Mezcla la cebolla, las especies y la rebanada de pan remojada en leche.
Cubre una terrina con el salmón ahumado. Rellena con la mitad del salmón picado y coloca sobre este las tiras de salmón gordas que habías cortado previamente. Cubre con el resto del salmón picado. Vuelve a forrar la parte de arriba con el salmón ahumado y mételo a cocer en el horno a 170º durante unos 20 minutos. Déjalo templar antes de desmoldar.

Salsa: Pon a cocer la crema en un cazo y cuando rompa a hervir incorpora el limón, la nuez moscada, la trufa picada y mostaza en polvo. Fuera del fuego, porque el calor de la salsa es suficiente, añade la mantequilla troceada y remueve la salsa hasta que esté completamente fundida.

El pastel lo puedes tomar como más te guste, caliente, frío o templado y acompáñalo siempre con la salsa templada.


Los comentarios están cerrados.