Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Si continúa navegando está dando su consentimiento para seguir usándolas. Más información
Política de cookies


Vas a Lavar, ¿Cómo?, ¿Con qué?, ¿Y el Secado? II

Trata de hacer con el volumen suficiente de ropa, lotes homogéneos teniendo en cuenta la suciedad, los colores y los tejidos.

¿Cuánto debes cargar la lavadora?

Cuando se traten de tejidos sintéticos no sobrepases los 3 Kg. Si la ropa es de Algodón o mezclas, hasta el máximo que te recomiende el fabricante.

Como no vas a pesar la ropa cada vez que hagas una lavadora, te doy unas cuantas referencias con su peso aproximado:

  • Sábana de algodón, pesa alrededor de 650 gr.
  • Funda de almohada, 150 gr.
  • Sábana de poliéster/algodón, 450 gr.
  • Toalla baño, rizo algodón, 650 gr.
  • Toalla manos, rizo algodón, 200 gr.
  • Mantel de 4 comensales, pol./Alg., 250 gr.
  • Servilleta, pol./Alg., 60 gr.
  • Blusa señora, algodón, 150 gr.
  • Camisa de caballero, pol./Alg., 200 gr.
  • Calcetines de hombre, entre 50 y 100 gr.
  • Pantalón vaquero, algodón, 700 gr.

Si quieres mantener las prendas en condiciones, ten en cuenta estos consejos:

1. Utiliza la cantidad de detergente indicada por el fabricante, para eso viene bien pesarlo la primera vez y marcar la medida en el envase que utilices habitualmente.

2. No escatimes en aclarados. Una lavadora suele hacer 5 ó 6 aclarados; si lavamos a mano te recomiendo hagas al menos 3.

  • Ropa agrisada, el exceso de suavizante produce un tono gris en los tejidos. Podemos recuperarlo haciendo varios lavados sin suavizante.
  • Desgarros o enganchones, la ropa delicada que pueda sufrir enganchones, debes lavarla dentro de una red.

3. Para proteger prendas con dibujos en relieve, lávalas del revés, para que no rocen con otras prendas.

4. Los desgarros suelen darse en prendas delicadas como seda, viscosa, por exceso de acción mecánica en el lavabo y centrifugado. Te recomiendo las laves a mano o bien utilices el programa de lana y con poca carga.

5. Color poco intenso, para activar el color, sobre todo los colores oscuros o fuertes, conviene laves adecuadamente la prenda, con un detergente que no contenga blanqueantes de ningún tipo, ni químicos ni ópticos, y utiliza en lugar del suavizante, un vasito de vinagre en el último aclarado.

6. Desteñidos, comprueba antes de iniciar el proceso que te voy a indicar, la solidez del color. Una vez desteñido tienes varia opciones para intentar recuperarlo:

  • Sumergir la prenda en agua con hielo y vinagre y dejarlo un rato.
  • Introduce la prenda en agua hirviendo con vinagre, o con cáscaras de huevo.
  • Utiliza un producto específico para los desteñidos; te recomiendo de la casa “Dr. Beckmann”.

7. Ropa amarillenta, normalmente se debe a la acumulación de detergente. Intenta recuperarla haciendo un lavado con el polvo o pastilla antical que se utiliza para el lavaplatos.

El Secado, mala cosa si no llegas, si te pasas es peor

Si no utilizas Secadora

Te vendrá bien un suavizante para que las prendas no queden muy ásperas; tender y recoger una vez seco. Recuerda humedecer las prendas antes de plancharlas.

Si utilizas secadora

Toallas. Secado total. Dóblalas al acabar el secado. Procura estar cuando acabe el programa ya que si las estiras en ese momento, quedarán sin arrugas.

Manteles. Ponlos holgados; utiliza el programa de secado medio y la temperatura no muy alta. Déjalos con un mínimo de humedad y dóblalos nada más acabar el programa: de esta forma y, en la mayoría de los casos no tendremos que plancharlos. Especialmente si el tejido es 50/50 poliéster/algodón.

Sábanas. Secado medio. Cuida como en los manteles el grado de humedad y dóblalas nada más acabar el programa de secado, después pasa un poco la plancha para quitar las arrugas superficiales. Hacer los juegos.

Ropa interior. Secado total si son de algodón, cuida que la temperatura no sea excesiva para que no quede arrugada; dóblala después. Si son de Lycra, secado medio; estirar al sacar de la secadora.

En principio solo plancha los pijamas y camisones que lo requieran y los pañuelos.

Los calcetines, los puedes meter en la secadora a temperatura mínima, dóblalos después.

Camisas y Blusas. Si atiendes a estos consejos puedes hacer que la plancha sea leve: Temperatura no superior a 40º

No metas demasiadas prendas; que estén holgadas, sobre todo si hay mucho poliéster. Sácalas de la secadora con cierto grado de humedad. A continuación, ponlas en una percha y tápalas con un plástico hasta que las planches, evitando se sequen del todo; es más cómodo meterlas en un saco guardarropa de plástico, así evitas tener que remojarlas.

Pantalones tipo vaquero o otros que se puedan lavar. Mételos en la secadora, a temperatura media, deja cierto grado de humedad que facilite la plancha posterior.

Niquis o Polos y Jerseys. No conviene meterlos en la secadora porque pueden deformarse. Los jerseys se apelmazan. Lo que si puedes hacer es meter los jerseys de lana en aíre frío, secos, si quieres eliminar olor a tabaco, o esponjarlos un poco.

Termino con una sugerencia, utiliza unas bolas durante el secado (dos o como máximo tres), de tenis o paddle ya gastadas, sin color; también las hay en el mercado para ser utilizadas en la secadora, una marcas es “Root”. Reduce el tiempo de secado; naturalmente suaviza los tejidos, reduce la electricidad estática y evita los pliegues.

Asesorada por Eulalia Guardiola, gran experta en la materia.