Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Si continúa navegando está dando su consentimiento para seguir usándolas. Más información
Política de cookies


Organización del Trabajo en el Hogar

Lo prioritario es saber qué tengo que hacer
En segundo lugar cómo lo tengo que hacer

Qué tengo que Hacer

Áreas que abarca el trabajo del Hogar

  1. Limpieza
  2. Ropa
  3. Cocina
  4. Compras
  5. Reparaciones, Mantenimiento

Trabajo Diario

  1. Desayunos:
  • Preparar -trabajo que se puede adelantar por la noche-
  • Recoger comedor y office.

2. Limpieza de la Casa:

  • Papeleras
  • Ventilar
  • Hacer Camas
  • Baños –diario-
  • Suelo –alternar aspiradora y mopa-
  • Polvo
  • Periódicamente: cristales, puertas, exteriores, muebles.

3. Ropa

  • Lavado
  • Planchado y Doblar ropa
  • Repartir.

4. Cocina

  • Preparar comida y cena
  • Recoger útiles empleados y sobras

Concretar quien va a hacer este trabajo y el tiempo a emplear

Saber lo que no voy a hacer.

Sobre el Personal de Servicio
  1. Define bien las competencias, horario y sueldo.
  2. Busca la persona en ambientes conocidos o en empresas que te den garantías. Conviene elegir entre varias alternativas.
  3. Entrevista:
  • · Conoce la nacionalidad, su edad y estado.
  • · Experiencia en el trabajo. Mejor que tengas su curriculum o referencias y utilizarlas.
  • · Pregúntale si lo compatibiliza con otros trabajos
  • · Explícale claramente los objetivos: hazle ver la confianza que depositas en ella al abrir la intimidad de tu casa.

Habitualmente es mejor que no te comprometas: piénsalo y contéstale en breve, para no precipitarte. Es preferible contratarla por menos horas y después aumentárselas que al revés. Así hay ritmo desde el principio. Lo mismo con el sueldo: ajústalo para subirlo más adelante si ves que rinde bien.

4. Concrétale el horario y distribución del trabajo diario y semanal. Explícale como debe hacer las cosas -cada Familia tiene su costumbre- y dale unos días para que se situé. Debes ser algo intransigente con ella para que se exija, lo mismo generándole la confianza necesaria para que se dirija a ti en cualquier momento ,y te sujiera o bien te pida lo que crea necesario para su quehacer diario.

5. Trátala con cariño y delicadeza. Interésate por su Familia, su trabajo. Ilusiónala con esta tarea y hazle ver su trascendencia -suelen verlo sólo como una necesidad imperiosa-. Si no agradece los detalles, que tienes, tenéis con ella, quizás no pueda estar en tu casa. De vez en cuando revisa su trabajo, dile lo bien que lo ha hecho o bien explícale personalmente como debe mejorarlo y la forma de hacerlo.

6. Ayuda para que todos en la Familia le quieran y la traten bien, muy bien: no permitas servicios personales y menos una falta de educación. Esta es la manera de que ella esté en su lugar a gusto y sea fácil exigirle en su trabajo.

7. Si no sabes enseñarle y ella tampoco tiene experiencia, si ves que tiene condiciones, conéctala con un centro de formación apropiado donde en breve se la pueda enseñar; si en donde vives no lo hay, coméntalo con alguna amiga que sepas tiene una buena profesional en su casa para que le enseñe; vale la pena. Foméntale su ilusión y sus aspiraciones profesionales.

8. Ten en cuenta que si trabaja un mínimo de horas semanales -deberás consultarlo con un profesional en temas laborales- probablemente tendrás que asegurarla dándole de alta en la S.S.

Asesorada por Eulalia Guardiola, gran experta en la materia.