Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Si continúa navegando está dando su consentimiento para seguir usándolas. Más información
Política de cookies


Cómo Organizar la Despensa

Algunas sugerencias a la hora de hacer la Compra

Lleva una lista concreta; planifícala según tus necesidades, la capacidad de tu despensa y el tiempo de vida de cada producto antes de su caducidad.

Contempla la posibilidad de realizar la compra “online”; es más rápida y cómoda.

Te recomiendo hagas una excepción y compres los productos frescos en tu tienda habitual.

Nadie da “duros a cuatro pesetas”, todo tiene un coste; lo importante comprar al justo precio.

Cómo organizar la Despensa

La despensa debe tener siempre una serie de productos básicos dependiendo de nuestro estilo de cocina, las edades de los que viven en la casa y costumbres.

Hay que tener en cuenta la gran oferta de productos y de servicios que tenemos hoy en día, en la mayoría de nuestras ciudades y pueblos, contamos con tiendas de alimentación también de complementos que abren a diario, incluido festivos y con una horario amplio e ininterrumpido.

Frecuencia de Uso: los artículos de primera necesidad se colocarán en un lugar visible.

La despensa debe estar ordenada y bien ventilada.

Tu lista de la despensa, debe ser surtida, de esta forma te ayudará a que tu cocina permanezca organizada, y harás las cosas con mucha más facilidad y podrás cuidar la nutrición de las personas para las que cocinas.

Hay que tener en cuenta las necesidades de conservación, entre otras siguiendo las indicaciones del fabricante con respecto a la exposición a la luz, humedad, temperatura, fechas de caducidad y consumo preferente

Fecha de caducidad, una vez rebasada la fecha impresa en el producto, éste podría causar daños en tu salud.

Fecha de consumo preferente, el producto ya no ofrece la plena calidad que debería ofrecer. Puede haber perdido alguna de sus cualidades o no ser enteramente satisfactorio; pueden verse alteradas sus características de olor y sabor. El producto sí podría consumirse pero nunca nos deberíamos encontrar comercializado un producto con la fecha de consumo rebasada.

Es conveniente guardar los productos como el azúcar, harina, legumbres, etc., en botes herméticos; de esta manera se conservan mejor, ocupan menos espacio, evitamos cojan humedad y se rompan los envoltorios originales derramándose. Organízalos por grupos, por ejemplo, aceites, conservas, especias, productos de la huerta.

Esto te ayudará no solo a alargar la vida de los productos y a mantenerlos de forma correcta, sino a ahorrar tiempo y dinero.

Te seguiré contando no sin antes dejarte un cuadro con lo que debe contener, según mi criterio, una “Despensa Básica”

Covadonga