Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Si continúa navegando está dando su consentimiento para seguir usándolas. Más información
Política de cookies


Ingredientes, Medidas y Cantidades:

8 huevos

1 manojo de espárragos gordos o una lata grande

1 cucharada de caldo de espárragos

1 bote de leche ideal

nuez moscada, sal y pimienta

3 cucharadas de parmesano

Salsa:

100 gr. de Roquefort

30 gr. de mantequilla

30 gr. de harina

300 gr. de leche

100 gr. de crema fresca

Para Hacerlo:

Si los espárragos son frescos, tienes que cocerlos en un cuece-espárragos con agua y sal gorda. Una vez cocidos o bien los de la lata, tritúralos junto con la cucharada de caldo, hasta obtener un puré fino. Pásalo por un colador para retirar bien todas las hebras. Bate los huevos con la ayuda de un batidor y mézclalos con el puré, el parmesano, la leche ideal, la nuez moscada, la sal y la pimienta. Coloca la mezcla en un molde de cake previamente engrasado con mantequilla y espolvoreado con queso parmesano. Ponlo a cocer en el horno a 180º durante unos 45 minutos. Para saber si está tendrás que pincharlo con una aguja y que ésta salga limpia. Al estar cuajado con huevos, deberás esperar a que se temple para poder desmoldarlo, si no se te romperá.

Salsa: Funde la mantequilla en un cazo. Una vez fundida incorpora la harina y sin dejar de batir con las varillas deja cocer esta unos minutos, siempre sin que te tome color. Incorpora la leche y déjala cocer, sin parar de remover también, hasta que tome consistencia y esté bien cocida. Por último, incorpora el Roquefort y la crema fresca. Antes de retirarla del fuego, pruébala por si necesita un poco de sal o pimienta.

 


Los comentarios están cerrados.