Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Si continúa navegando está dando su consentimiento para seguir usándolas. Más información
Política de cookies

Ingredientes, Medidas y Cantidades:

6 lomos de merluza

1 vaso de leche

Harina y huevo

Aceite para freír

Sal y pimienta blanca

6 pimientos rojos

Aceite de oliva

Azúcar moreno o miel

Limón

 

Para Hacerlo:

Merluza Frita: nada más llegar del mercado, limpia bien la merluza, retirándole la piel de los lomos y las espinas que encuentras. Colócala en un recipiente, donde cada lomo esté sobre la superficie del mismo, sin montar uno sobre otro y cúbrelos con la leche. Cierra el recipiente con su tapa si la tiene o con un poco de papel film y déjalo en la nevera hasta el día siguiente. Escurre los lomos de la leche y sécalos bien con un papel absorbente. Salpimienta cada uno de los lomos, pásalos por harina y a continuación por huevo batido. Al huevo si le añades una cucharada de leche mejor. Calienta el aceite en una sartén. Con que pongas dos dedos de aceite es más que suficiente. Una vez que empiece la burbuja en el aceite, introduce los lomos rebozados y mueve ésta ligeramente para que los lomos queden bien salpicados. Déjalos freír hasta que el rebozado esté dorado y el pescado hecho. Una vez fritos los lomos, retíralos con la ayuda de una espumadera para escurrir aceite y colócalos sobre papel absorbente para retirarles el exceso de aceite. Sírvelos inmediatamente.

Pimientos rojos asados: Coloca los pimientos en una bandeja de horno y rocíalos con aceite de oliva. (Puedes comprarlos ya asados) Introduce la bandeja en el horno y deja que se asen a 180º al menos durante una hora. Cuando veas que están blandos y sin volumen, saca la bandeja del horno y pela los pimientos con ayuda de unos guantes para que no te quemes. Coloca las tiras de pimiento en un cazo y déjalos cocer a fuego bajo, al menos una hora más. Añade un par de cucharadas de azúcar o de miel y sigue cociéndolos por lo menos otros 20 minutos. Si quieres los puedes terminar en el horno.

Sirve la merluza en una fuente adornada con limón y los pimientos en una terrina con tapa para que no pierdan temperatura.


Los comentarios están cerrados.