Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Si continúa navegando está dando su consentimiento para seguir usándolas. Más información
Política de cookies


Ingredientes, Cantidades y Medidas:

1 kg. de tomates pelados

aceite de oliva virgen

½ cebolla picada

2 dientes de ajo picados

 2 berenjenas en rodajas

500 gr. de macarrones

albahaca fresca

sal y pimienta

Para Hacerlos:

Lava bien los tomates debajo del grifo y cortarlos en cuatro. Calienta el aceite de oliva virgen y rehogar en él la cebolla hasta que esté transparente. (si estás acostumbrada a utilizar otro tipo de aceite, no te preocupes, usa el que tengas y te guste). Incorporar el ajo y sin dejar de remover deja que tome un ligero color. Une los tomates, salpimenta y dejar cocer hasta evaporar todo el agua que sueltan estos. Picar la albahaca y espolvorearla en la salsa.

Salar las berenjenas con sal gorda una vez que las hayas cortados en trozos grandes (más o menos como la mitad de un cuarto de tomate) y pon estas a escurrir sobre una rejilla para que suelten bien su agua. Sécalas con un papel absorbente. Salpimimentarlas. Freírlas con un poco de aceite, sólo el fondo de la sartén y cuando empiecen a dorarse retirar del fuego y escurrir sobre un papel absorbente.

Cocer los macarrones al dente, para ello tendrás que poner 2 l. de agua a hervir con una cucharada de sal gorda y antes de introducir los macarrones pon en el agua un chorrito de aceite. Escurrir y colocarlos en una fuente. Poner encima las berenjenas y cubrir con la salsa de tomate.

Si te gusta mucho espolvorea el plato con un poco de parmesano rallado.

¡Se chuparán los dedos!


Los comentarios están cerrados.