Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Si continúa navegando está dando su consentimiento para seguir usándolas. Más información
Política de cookies


Buenas Costumbres

Una de las costumbres de nuestra casa, es la de tener habitualmente, flores naturales. Si tienes jardín, por pequeño que sea, te resultará más fácil conseguirlas alternándolas con hojas verdes. Además de ser decorativas, alegran la vista y siempre resultan agradables.

Suelo tener en casa pequeños detalles que voy comprando de tanto en tanto, para las personas que me invitan a un almuerzo o cena; como detalle de delicadeza y agradecimiento. Alterno estos con alguna botella de vino o una flores. Cuando el encuentro es en mi casa, trato de tener algún otro detalle ya sea decorativo o bien un “algo” que sepa le gusta a la persona que viene. Es como la sonrisa.

Cuando cocino por ejemplo pasta o arrroz, e incluyo carne o pescado, hago “plato único” para poder disfrutarlo junto con un buen postre dulce.

Cuando tomo café, lo suelo hacer habitualmente a medía tarde, lo acompaño con alguna galleta y una onza de chocolate. Sabe más rico.

Antes de la comida o de la cena, suelo tomar una copa de vino blanco, acompañado por unas patatas fritas o unos palitos salados. Me sienta bien, me gusta y me ayuda a esperar la hora de la comida o cena sin afán.