Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Si continúa navegando está dando su consentimiento para seguir usándolas. Más información
Política de cookies


Ingredientes, cantidades y medidas:

500 gr. de hojaldre

1 kg. de salmón fresco (la cola si es posible)

2 limones

200 gr. de espinacas cocidas

50 gr. de piñones

50 gr. de pasas

½ dl. de vino blanco

aceite (1 cucharada)

1 huevo

Salsa: 300 gr. de nata líquida, 100 gr. de mantequilla, zumo de 2 limones y pimienta.

Para hacerlo:

Para empezar, vamos a filetear el salmón en lonchas finas. Para ayudarte a ello, mete el salmón antes de comenzar un rato en la nevera para que esté muy frío y te resulte más fácil el filetearlo. En una sartén echa un chorrito de aceite y rehoga en el las espinacas dejando que evapore el máximo de agua posible. Antes de retirar del fuego salpimienta y dale unas vueltas con los piñones y las pasas al fuego. Retíralo del fuego y colócalo en un plato para que se temple. Con la ayuda de un rodillo extiende el hojaldre en forma de cuadrado (40×40) y colócalo sobre una bandeja de horno mojada ligeramente con agua. A continuación bate el huevo y con la ayuda de un pincel pinta el centro del cuadrado. (35X35). Sobre el huevo coloca la mitad de las lonchas de salmón, échales un chorrito de limón y otro de vino blanco, sal y pimienta y sobre estas, dándole forma con las manos, pon las espinacas en forma de rodillo. Cubre las espinacas con el resto del salmón y alíñalo como la primera capa. Por último, cierra el hojaldre dándole forma de pez. Con la ayuda de un cuchillo, márcale la cara y la cola y con la ayuda de unas tijeras haz las escamas. Pinta todo el hojaldre con el huevo batido con mucho cuidado para no quitarle las escamas, ni los dibujos de la cabeza y cola. Meter al horno a 200º unos 25 minutos. Mientras se va horneando hacemos la salsa. Para ello coloca la nata en un cazo y deja que rompa a hervir. En ese momento, échale el zumo de limón, la mantequilla cortada en dados y la pimienta y con el fuego muy bajo, deja que la mantequilla se funda. Sírvela siempre en una salsera aparte. Decora la bandeja del hojaldre con lechugas variadas, medias rodajas de limón acanalados y rabanitos abiertos en flor.


Los comentarios están cerrados.