Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Si continúa navegando está dando su consentimiento para seguir usándolas. Más información
Política de cookies


Continúo con el regusto que me dejó la película “Julie y Julia”, de Nora Ephron; quiero decirte que pasé un buen rato y, viéndola eché unas risas. Gustar, gustar, la que me gustó y me dejó encandilada fue “Deliciosa Martha”.

En la primera, la forma en que engarza las vidas de las dos mujeres separadas por casi cincuenta años no funciona bien; al personaje de Meryl Streep le sobra, para mi, pimienta -gritos y gesticulaciones -, y al de Amy Adams le falta sal -su personaje es muy soso-. Con la ambientación excelente, Nora Ephron no logra -la verdad es que ni la huele- que el espectador perciba el alma de la historia; y es que la Cocina -además de ser esencial para la persona- es Arte, es Cultura, y pone en jaque a toda la persona, pudiendo llegar a convertirla en una forma de Amar.

Deliciosa Martha es una parábola sobre la vida moderna, el trabajo y las relaciones humanas, sobre los sentimientos, sobre amar y ser amado. Todo ello servido con sencillez y elegancia. En este sentido, la Cocina y la Comida son bien usados como medios de expresión de sentimientos; ¡magníficos!

El hecho de ser la décima de 12 hermanos e hija de Vascos, el gustarme cocinar desde niña, ayudando primero y probando por mi cuenta después; el tener la gran suerte de estudiar en una de las mejores escuelas de cocina del mundo, Le Cordon Bleu de París -donde obtuve Le Grand Diplôme, en el año 1988-, hacen que en un todo obtenga las habilidades necesarias y el saber moverme con destreza en el mundo maravilloso de la Cocina.

Con este preámbulo, con la satisfacción de haber vivido grandes cambios en estos cuatro últimos años de mi vida, que me han ayudado a continuar deleitándome y profundizar en una forma de darme a los demás, la cocina; continúo mi periplo en este arte y, como lo mío no es el cine, meto las manos en la masa.

Va por mi Madre, Edurne y por mi marido, Federico

Covadonga

Fotografía de JMª Martínez R.


Los comentarios están cerrados.